Páginas vistas en total

Datos personales

Miguel García Gómez de letras de fandangos de Calañas 2016, Antonio Rivas de letras de fandango de Lucena 2016, Federico García Lorca de letras flamencas 2015, Flor Natural Veracruz de Sevilla 2007, Premio Asociación Empleados de Unicaja 2009 y 2010, Segundo Premio ACRECA 2001, segunda mención de honor concurso de Poesía Atiniense 2011 ( Argentina).

domingo, 25 de agosto de 2013

Samaritana






Samaritana dame el agua
que a mi resecos labios
otra muchacha niega.
Que la sed no distingue
aquello que la calma,
no pregunta curiosa
ni el manantial ni el pozo
donde se llenó el vaso.
He perdido la cuenta
de los día que llevo
perdido en el desierto
bajo un sol de justicia.
Agrietada la piel,
requemada el alma,
la mirada turbia
en un horizonte
lejano y borroso.
Samaritana tienes
en tu boca la vida,
yo ya no espero
llegar a ningún sitio,
mátame ahora
o llévame contigo
allí donde la noche
esconde tus caricias.
Me abandonó a mi suerte
aquella que en las risas
decía que me amaba
y ahora tú, mi enemiga,
muchacha de otro pueblo,
paras a darme agua.







.

domingo, 18 de agosto de 2013

Desalojo



La mudanza. 1982. 65 x 81 cm. Colección privada. Obra de Cristóbal Toral



He pasado todo el día en la tarea,
esperanzada y triste,
de sacar las cosas
que en mi corazón quedaban
del tiempo en que habitaste
sus azules rincones.
Prolija la faena
de aligerar el peso,
como arduo el esfuerzo
que lleva el desalojo
de tanto sentimiento.
Ahora que están vacías
de sueños sus estancias
me parece más grande
el sitio que has dejado.
Una luz diferente
a aquella de tus ojos
entra por las ventanas,
traspasa los visillos
y deja ver el polvo
de un mundo que se ha ido.
Confieso que he guardado,
debilidades tengo,
algún que otro recuerdo.
Los pequeños detalles
siempre encuentran un sitio
oscuro en que ocultarse.
No espero ya que vuelvas
aunque voy a añorarte
cuando empiecen los fríos
que trae el mes que asoma.
Quizás la primavera
me traiga una inquilina
cargada con sus trastos,
y nuevos cachivaches
ocupen esos huecos
que ahora llena la nada.
Todo estará más limpio,
no encontrará reproches,
ni dudas ni recelos,
ni miedos infundados,
ni malos pensamientos.
Mi corazón sin ti,
la causa de mis penas,
se me hace tan raro.